Restonic

RESTONIC

RESTONIC

Colchón limpio igual a descanso saludable

¡Enemigos microscópicos!

Con el uso, tu colchón puede acumular polvo y ácaros, unos pequeños insectos que no son visibles a simple vista y se encuentran en todo tipo de tejidos, por lo que tu colchón será su refugio favorito y pueden causarte enfermedades como alergias. Pero no te alarmes, aquí te compartimos cómo dejar impecable tu colchón.

Pasos para limpiar tu colchón

PASO 1

Mueve tu colchón: aléjalo de la pared de manera en que puedas alcanzar todos los ángulos de tu colchón y límpialo con un trapo húmedo. Es importante que no lo mojes por completo, ya que esto podría generar hongos en el fondo de tu colchón a lo largo del tiempo.

PASO 2

Aspira el colchón por ambos lados: esto te ayudará a eliminar el polvo y demás partículas acumuladas en cualquier rincón.

PASO 3

Elimina las manchas: te sugerimos mezclar una cucharada de jabón neutro sin colorantes en agua fría. Frota el área que esté manchada con cuidado de no maltratar la tela, procura que la esponja esté húmeda y no tenga agua de más.

Es importante que después de este paso dejes secar tu colchón perfectamente, de ser posible déjalo secar todo el día.

“Lava tus sábanas cada semana con agua caliente”

Recuerda que, para obtener mejores resultados, debes de realizar estos tres pasos cada que te sea posible. Además de lavar tus sábanas cada semana con agua caliente y secarlas al sol para eliminar los ácaros.

“Gira o rota tu colchón cada tres meses”

Te sugerimos girar o rotar tu colchón para que su uso sea uniforme. Lo primero que debes de revisar es si tu colchón tiene dos caras utilizables, si ese es el caso, dale vuelta.  Si solo cuenta con una cara, gira el colchón sobre su propio eje. Esto debes hacerlo cada cambio de estación, es decir, cada tres meses. ¡Ya verás que mantendrás como nuevo tu colchón y tendrás un descanso saludable!

Si quieres ver a detalle cómo hacerlo, entra a restonic.com.mx y descubre todos los secretos que tiene para ti para darle el uso perfecto a tu colchón y mantenerlo impecable durante mucho tiempo.

Descansa. El mundo te necesita despierto.

Recuerda que pasar una noche de pleno descanso es sumamente importante para tener una vida sana, ya que mientras dormimos nuestro cuerpo lleva a cabo procesos internos que le permite recuperar la energía necesaria para rendir al máximo y así, poder hacer realidad nuestros sueños, además de que evitaremos distintas enfermedades.

Fuente: Revista Ambientes

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp