Cuidar tu colchón es cuidar tu descanso, así que toma nota de estos sencillos trucos para mantener tu refugio nocturno como nuevo.

 

Déjalo respirar          

Al recibir tu colchón nuevo sácalo de la bolsa con cuidado para no maltratarlo y déjalo ventilar un par de horas. Esto permitirá que los olores impregnados durante su elaboración y transporte desaparezcan.

 

Vístelo con un protector

Obtén un protector de colchón, justo a la medida. Existen varios modelos e incluso acolchonados los cuales proporcionan mayor sensación de confort.

Gíralo o dale vuelta

Identifica el tipo de sistema de descanso de tu colchón, es decir: sistema con dos caras utilizables o sistema de descanso no vuelta. Una vez que lo reconozcas, gíralo o dale vuelta según sea el caso cada tres meses, de esta manera su uso será uniforme.

 

Limpieza periódica

Te sugerimos aspirar tu colchón por lo menos una vez al mes o sacúdelo con un trapo húmedo para prevenir que el polvo y los ácaros se acumulen.

 

Estamos seguros que con estos sencillos trucos disfrutarás de un descanso de ensueño, por supuesto en tu Restonic, el colchón de tus sueños.