Sin duda convertirse en mamá es una de las etapas más hermosas de la vida, sin embargo, adaptarse a la nueva rutina no es cosa fácil, sobre todo si de dormir se trata.

Tanto tú como tu bebé, tendrán que ajustar su reloj y con estos sencillos consejos les será mucho más fácil.

De día y de noche: procura marcar la diferencia entre estos horarios, anima a tu bebé a comer lo suficiente durante el día, así tu pequeño aprenderá poco a poco que la noche es para dormir y así no despertará hambriento en la madrugada.

Crea una rutina: realiza una rutina para dormir cada noche, esto ayudará a relajar a tu bebé y prepararlo para tener dulces sueños; puede ser con un baño caliente, una canción de cuna o leyendo un cuento antes de dormir.

El ambiente perfecto: uno de los factores que influyen en el sueño de tu pequeño es su habitación, observa qué prefiere tu bebé; algunos necesitan más oscuridad que otros o un lugar silencioso, otros bebés prefieren el sonido de música suave o sonidos de la naturaleza para relajarse y dormir.

Es hora de dormir: indícale a tu bebé que es hora de dormir con un suave shhhh shhhh, de esta manera lo asociará con el sueño.

Esperamos que estos consejos apoyen la maravillosa etapa que estás viviendo con tu pequeño y que tengan un descanso de ensueño con Restonic, el colchón de tus sueños.